Símbolo y Totem.

La anulación de la razón crítica.

La comunicación humana se sustenta en signos y símbolos.
El signo es un fonema o un grafismo que se asocia por convención a un hecho, objeto, fenómeno o concepto, en general de manera únivoca o restringida.
Cuanto más precisos y restringidos sean los significados, es decir los contenidos evocados por los signos, tanto más fina y precisa es la comunicación y menor el margen de errores de interpretación.
La matemática sería el lenguaje más preciso.
El idioma hablado o escrito tiene niveles de precisión según el emisor se apegue más o menos a significantes con una sóla posible interpretación.

El símbolo es un indicador comunicacional mucho más ambiguo.
Su característica es que evoca en el receptor ideas generales con amplia libertad de interpretación. Algunos pueden tomarlos en un sentido y otros en otro distinto.
Y esa discrepancia puede llegar a ser muy grande.
Cuantos más simbolismos incluyamos en un mensaje, tanto menos preciso será y tanta mayor la probabilidad de error de interpretación.

El concepto de “la dictadura” es un símbolo, en especial para la tendencia política progresista.
Claro que el mismo concepto de “progresismo” es un símbolo también, dado que la mayoría de sus simpatizantes no tienen en claro su rango de concepción.
Una doctrina es precisamente un conjunto de principios, objetivos, fines y medios, que ordena una tendencia política. Conociéndola, dos individuos distintos y desconocidos no tienen duda alguna respecto de sus coincidencias y rumbos.
Un gobierno progresista puede hacer exactamente la misma economía que uno “neoliberal” sin que sus seguidores lo comprendan. No hay doctrina.
Pero sí coinciden en algo: están contra “la dictadura”.

Un ejemplo de esto es la consigna “Macri, sos la dictadura”.
El uso simbólico, dado que no hay modo de calificarlo así sin ingresar en una incongruencia lógica. Macri no hizo represión política y mucho menos ordenó desapariciones, torturas o asesinatos.
Por mucho que fuercen circunstancias como la de Santiago Maldonado o las invocaciones del “gatillo fácil” de la izquierda y el CORREPI, es imposible equipararlos a la represión de 1976.
Claro, alguno podría aducir que sus criterios económicos sí coincidían con los de Martínez de Hoz, lo cual es cierto.
Pero resulta que la Alianza hizo una economía similar -hasta convocó a Domingo Cavallo-, e inclusive en estos dos años y medio, el Frente de Todos hizo el mismo ciclo con pequeños retoques poco relevantes.
Pero a ellos no los colocan en esa categoría.
Para el progresismo, “la dictadura” evoca el mal indiscutible pero de un modo indefinido, ambiguo, superficial. Con su simple mención se representa en la mente del receptor la imagen del demonio mismo.

Equiparar lo diferente.

Siguiendo esa simbología y los criterios institucionales, la revolución de 1943 sería tan “la dictadura” como la de Videla.
Lo mismo en su representación mental.
Sin embargo, de ese proceso salió el peronismo que estableció los principios de soberanía política, independencia económica y justicia social, los cuales -así les gusten o no- son contrapuestos a la liberalización subjetiva y la instalación de la “patria financiera” de 1976.
Inclusive si comparamos entre países, en ese año Corea del Sur también tenía “la dictadura” bajo el poder del general Park Chung Hee, pero aquel, aplicando una concepción nacionalista y proteccionista, logró desarrollar su producción y elevar su nación al nivel de potencia industrial.
En el mismo período nuestros militares destruyeron la industria nacional promoviendo el consumo de productos importados.

Nuevamente criterios y resultados diferentes, encuadrados en el mismo símbolo expresivo.

Ciertamente “la dictadura” puede aplicar a procesos completamente diferentes.
Pero para el sector progresista -aún luego de cuarenta años y con casi todos sus protagonistas muertos- la invocación de “la dictadura” constituye un totem poderoso en la cohesión de voluntades.
Ellos la mantienen viva en su glosario y arsenal de recursos.
Es el símbolo que habilita su propia manipulación mental y la inducción ajena a repetir errores una y otra vez.
La consigna “para echar a Macri” con la cual llegó este gobierno es ejemplo de ello, en especial cuando ya comienzan con “para que no vuelva Macri” con miras a 2023.

Irónicamente, así “la dictadura” logra sus verdaderos objetivos.

Torombolo.

Nota Perfil 2/5/22

“La solución es que renuncien Alberto y Cristina y se cumpla la ley de Acefalía”

El ex secretario de Comercio Interior participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación. La “decadencia” del peronismo. Halagos a Milei por su “rebeldía peronista”. Críticas por el acuerdo con el FMI.

Guillermo Moreno participó de una conferencia de prensa organizada por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación del Grupo Perfil, en la que cuestionó las decisiones estratégicas de Cristina Kirchner y aseguró que Alberto Fernández ya no se puede considerar dentro del peronismo. “Hubo un vuelco de sus años de peronista. Ahora tiene una concepción socialdemócrata”, sostuvo.

El ex secretario de Comercio Interior durante el kirchnerismo también se refirió a la posibilidad de que Javier Milei se integre al peronismo. “Milei es un buen muchacho, yo lo valoro como persona y lo estamos esperando: va a ser un buen peronista”, afirmó Moreno en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—Usted ha sido muy crítico de Cristina Kirchner y Alberto Fernández. ¿El Gobierno perderá las próximas elecciones?

Sin dudas, este fenómeno es irreversible. También es el destino de los radicales: siempre vas a tener concejales y un intendente, pero nunca vas a tener un proyecto de país y esto es lo que distingue al peronismo con todo respeto de los radicales. Asumió hace poco Morales la presidencia del partido radical y dijo en un reportaje: “Después vamos a juntarnos con los equipos técnicos y ver qué le presentamos al país”. ¡Imagínate que él llegue a presidente del radicalismo sin saber lo que quiere para el país! Exactamente al revés es de lo que es el peronismo. Si no estamos acompañados por los sectores que nosotros representamos no tenemos razón de ser como proyecto de país.

—Usted dijo en una entrevista que Cristina Kirchner no es peronista. ¿Por qué lo dice?

—No, lo que dije es que evidentemente uno había pensado que Cristina había tomado una decisión táctica en el 2014 con Kicillof para el Ministerio de Economía: un muchacho que se había presentado como marxista pero que terminó siendo socialdemócrata. Y ahora con la decisión de elegir a Alberto Fernández parece que fue una elección estratégica; con lo cual hubo un vuelco de sus años de peronista a una conceptualización socialdemócrata.

—¿Qué diría Perón si estuviera vivo?

Si Perón estuviera vivo, no estaríamos en un gobierno socialdemócrata. Eso está descartado. Nosotros no somos globalistas: este es el momento del nacionalismo de inclusión. Si uno mira a los europeos, ellos se han equivocado en los cinco marcos teóricos que ordenan los gobiernos a escala global: el liberalismo, el marxismo, la socialdemocracia, el neoliberalismo y el nacionalismo de exclusión. El pueblo argentino quizás era el único que estaba en condiciones de hacer una doctrina nueva, porque el peronismo es la más nueva de las doctrinas. En todo caso el nacionalismo de exclusión sería de la década del 20 del siglo pasado, pero todas las demás son del siglo XIX o XVIII. Digo esto, porque a veces incluso muchos periodistas no se cansan de decir que Perón ya es antiguo. Mucho más antiguo es el liberalismo y la social democracia.

—¿Qué opina sobre el acuerdo del FMI y la crítica que le hizo el kirchnerismo duro?

—La situación económica es irreversible en términos de los defectos que presentan para los intereses populares. La diferencia estriba en que hay dos posibles finales. Si el Poder Ejecutivo cumple el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional esto termina como De la Rúa. Y si no cumple, termina como Alfonsín. De las dos maneras termina mal. Por lo tanto, la política lo que tiene que hacer es modificar ese futuro. Si el destino te implica que mañana vas a estar peor que hoy, la política lo que tiene que hacer es cambiar esto. La solución es que renuncien Alberto y Cristina y se cumpla la ley de acefalía. Tiene que asumir un gobernador con experiencia. A su vez, la vicepresidenta tiene que pedir humildemente perdón porque es la responsable política de esto. Hoy los humildes de la Patria no están acompañando al peronismo y quedó demostrado en la última elección. La razón de ser del peronismo es ser la representación de los trabajadores y de los humildes, porque para representar a los sectores medios hay otros partidos y con los ricos también no tenemos nada que ver. Eso no significa que tenemos que gobernar en contra de ellos, digo que la razón de ser nuestra es representar a esos sectores sociales: si ellos te dan la espalda no tenemos razón de ser y esto es culpa de las decisiones políticas irresponsables de Cristina.

—Durante los últimos días, hubo un enfrentamiento público entre Andrés Larroque y Martín Guzmán. ¿Usted a quién prefiere?

Larroque es un militante de la causa y un buen pibe: si me das una opción, me quedo con El Cuervo. Guzmán es un muchacho social demócrata bien y no tengo nada contra él. El problema no es suyo sino del Presidente que lo eligió para Ministro de Economía: no está apto y es inepto. De acá en veinte años Guzmán va a ser un excelente economista. El problema es lo que nos pasó a nosotros todo este tiempo: ¿Cómo vas a ser economía sin conocer a los actores? Los empresarios y los dirigentes sindicales. No conocía a nadie, ni a los empresarios ni a los dirigentes sindicales. Es lo mismo con Cafiero, que tiene que conducir a muchachos de sesenta años que tienen treinta y pico de carrera. Están desordenados. No son culpa de ellos. Perón decía: “El pescado se pudre por la cabeza”. El problema es Alberto Fernández.

—¿Qué piensa sobre el fenómeno de Javier Milei?

Milei es un buen muchacho, yo lo valoro como persona. Después tiene una maduración en términos técnicos académicos. Y Milei con la economía todavía está enamorado del amor. Para entender algo en economía, la disciplina dice que son necesarios quince años en el ejercicio de la profesión. Pero para tener conceptualmente incorporado un modelo y entender lo que tiene que pasar en tu pueblo, es mucho más. Milei recién tiene ocho años de haber incorporado el modelo económico en términos del modelo austríaco. Todavía está enamorado y en términos económicos está en la “edad del pavo”. Se lo digo con todo cariño porque lo valoro. Todas las buenas personas, si son honestas, terminan en el peronismo. Cuando madure, yo creo que lo estamos esperando: va a ser un buen peronista. A la larga va a llegar solito cuando él evolucione y siga estudiando economía. Pero tiene que madurar su problema de evolución.

—¿Usted cree que Milei puede ser entendido dentro del marco peronista?

Sí, por la rebeldía. Él está expresando la rebeldía de los jóvenes y a mí eso me encanta. Mi debate con Milei es quién defiende la libertad. Él dice que la defiende él y yo le digo que los que defendemos la verdadera libertad somos los peronistas. Los que defendemos la libertad en cuanto a la capacidad del ser humano de decidir somos los peronistas. Cuando los liberales y los social demócratas te dicen que, con ciertos incentivos, vas a ganar plata y te va a ir bien en la vida, ahí no sos libre. La libertad es cuando vos tenés la base material resuelta. Y eso lo garantiza un modelo económico justicialista. Respetamos la propiedad privada, sin ninguna duda. No somos marxistas. Pero cuando la mercadería sale de la propiedad privada al espacio público, nosotros decimos que tienen que buscar el bien común. Y el bien común no se busca con competencia, sino con solidaridad. El bien común es producto de la solidaridad. Este es un problema de los social demócratas y de los neoliberales.

—Le agradecemos la participación en este Ciclo de Entrevistas de Perfil Educación y le damos la posibilidad de cerrar el reportaje con un comentario final que quiera realizar.

—El peronismo es lo único que enamora. Los demás son doctrinas que van y vienen, incluso de elites. Los únicos que miramos la sociedad de abajo para arriba somos los peronistas. Háganse peronistas. Puede ser que la vida tenga sin sabores pero en el último segundo, cuando viene la muerte, se mueren con una sonrisa. Incluso, cuando nos mataban y nos torturaban, nos íbamos con la tranquilidad de dar todo lo que teníamos que dar por el semejante. Somos la única doctrina que se enfoca desde ahí, las demás son racionalistas y son pavadas. Dejen administrar al peronismo, nosotros somos una doctrina universal. En cuanto a los periodistas, están para explicar lo que está pasando: pueden hacer alguna nota de opinión, pero en general la parte más virtuosa del periodista es cuando trabaja de cronista y el resto nos enteramos de lo que está pasando. Igual también es importante que generen su propia opinión. Les agradezco mucho la invitación.

Por Jorge Gutiérrez Jiménez, Gustavo Winkler y Guillermina Rizzo.
Estudiantes de Periodismo de Perfil Educación
.

Bases para un Plan Económico Nacional

Argentina ha llegado a una profundidad tal en sus problemas, que no acepta más “soluciones” parciales o dirigidas exclusivamente a salvar algunas situaciones particularmente críticas. Escuchalo también en Podcast 

Por Guillermo Moreno

Es indispensable que el Plan Económico Nacional (PEcoN) parta de una concepción integral, que le dé sentido y coherencia al conjunto de los programas y proyectos que lo integran. Sirve de guía a los factores de producción, y brinda certeza en las decisiones, coordinación de expectativas, y congruencia en las múltiples determinaciones públicas y privadas.

Al mismo tiempo, nuestro país ha llegado a una profundidad tal en sus problemas, que no acepta más “soluciones” parciales o dirigidas exclusivamente a salvar algunas situaciones particularmente críticas (verbi gratia, lo recientemente acordado con el Fondo Monetario Internacional-FMI-), que irremediablemente agravan los problemas e incrementan la frustración popular.

En este marco, ¿qué alternativas conceptuales, sirven de basamento a la disciplina económica para su formulación?

  • las “Globalistas”,con sus diversas variantes:
    • la Liberal, que bajo el postulado de que “el hombre es lobo del hombre”, construye una sociedad absolutamente injusta por desigual,
    • la Marxista-Trotskista, que sin sustento político ni social, ha demostrado su fracaso en cualquier lugar donde fuera implementada,
    • la Neoliberal,que evidenció no tener éxito pragmático al tratar de ser aplicado en estos lares, no satisfaciendo las ansias de progreso social que anidan en la comunidad, y 
    • la Socialdemócrata, que tributaria de la Escuela Austríaca (1), presenta un tronco común con el Neoliberalismo, incurriendo en sus mismos fracasos (2); 

y

  • las Nacionalistas, en sus dos alternativas:
    • la de Exclusión, que “consolida” su identidad como Pueblo y Nación a partirde confrontar y segregar al “distinto”
    • la de Inclusión, que “consolida y completa” su identidad como Pueblo y Nación, incorporandoy abrazando al “distinto”.

Naturalmente el PEcoN, dadas las especificidades del pueblo argentino, está “contenido” en la última categoría descripta. Ahora bien, el contexto mundial: ¿dificulta o facilita su concreción?

El Nuevo Orden Internacional

Oportunamente, en “Consolidación del..”, Parte I (BAE Negocios, 18/04/2022) y Parte II (BAE Negocios, 25/04/2022), se sostenía que: “En el diseño de la Política Exterior, se debe considerar que “hay momentos” en que lo agotado no termina de extinguirse y lo nuevo aún no llega a imponerse. Conviven los elementos constitutivos de ambas etapas.

Por lo tanto, la prudencia y el correcto discernimiento deben ser la “piedra angular” que guíe las decisiones que atañen a los poderes administradores de la Nación”.

Evitar el “error” en el diagnóstico y la prognosis: es lo sustantivo. Y, para lograrlo, es imprescindible comprender la génesis del proceso en cuestión.

En este sentido, el abaratamiento de la extracción del “Shale, Gas u Oil” (disminuyendo los precios de venta de los bienes manufacturados, a partir de la baja -por la incidencia de la energía- de los “costos primos”) determinó la “Revolución Energética Norteamericana”(3) y facilita la recuperación del: “made in USA”.

Tras este último objetivo, y en pos de mantener las ventajas competitivas (brindadas por la disminución del costo energético) de sus compañías, respecto de los dos “espacios económicos” que habían penetrado en su “zona de confort” – la Unión Europea (UE) y la República Popular China (RPC) –, es que EEUU consolida (dada la comunión de intereses) una Alianza de Orden Uno (4) con el único proveedor confiable (5) de sus competidores: la Federación Rusa (FR).

De esta forma, se “perfilan”, cada vez más nítidamente, al interior del Nuevo Orden Internacional (NOI), “los ganadores”: Estados Unidos y la Federación Rusa, y “los perdedores”: la Unión Europea –centralmente Alemania y Francia- y la República Popular China.

En esta disputa entre “lo viejo y lo nuevo”, es que se inscribe:

  • el debate en el Reino Unido (RU) en derredor de su “salida”(Brexit) de la UE, a fin de recuperar los “grados de libertad” necesarios para diseñar una nueva política económica, y
  • la llegada de la Administración Trump, y sus “realidades conducentes”, que determina “de facto” el inicio del Nuevo Orden Internacional (NOI) (6).

Ahora bien, la “velocidad de avance y de consolidación” (de lo naciente sobre lo perimido),queestaba condicionada por el tiempo de reemplazo de las cadenas de suministros imperantes en la globalización, no era la adecuada para algunos sectores de la dirigencia de los EE.UU.  Consideraron entonces, una “alternativa más rápida y eficaz”: el uso del “musculo militar”.

Así, con la “Administración Biden” (no es que “vuelve” lo “viejo”, toma impulso lo “nuevo”) irrumpe el “vector bélico”, con trágicas consecuencias para aquellos territorios que son epicentros de su entrada en operaciones.

La evolución de los acontecimientos, se condice con lo ut supra señalado:

  • en el diseño de la “medianera uno” (en Europa), ya asumieron la conducción del “bloque occidental” los EEUU. La “Administración Biden” decidió reabrir su Embajada en Kiev (una vez garantizada la seguridad de los diplomáticos en cuestión), consiguiendo, de esta manera, una influencia “inédita”, en las últimas décadas, en una fracción de un país europeo de la envergadura de Ucrania. Va de suyo que la FR -con la otra fracción del país-, consolida su posición sobre algunas de las instalaciones de la antigua metal-mecánica pesada de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas(URSS), pero, sobre todo, recupera una hegemonía indiscutida sobre el Mar Negro, y
  • en la “medianera dos” (en el Mar de China), los “parches de los tambores de guerra” comienzan a “batir”. La RPC anunció la firma de un tratado de asistencia en materia de seguridad con el gobierno de las Islas Salomón, que inmediatamente generó una respuesta inquietante del Departamento de Estado Norteamericano y de las autoridades australianas(7) .

En síntesis, en el ocaso de la globalización (surgida a partir de la caída del Muro de Berlín, bajo los “principios ordenadores” del Consenso de Washington), vuelven a “recuperar valor” para el desarrollo económico, las condiciones endógenas -de los países y las regiones-, por sobre las exógenas.

Por lo tanto, recordando lo imprescindible de una “Inserción Internacional Inteligente” (3I) (8), es la hora del…

PEcoN

Encuadrado en una “adecuada doctrina”, conun contexto internacional favorable, solo resta diseñar, consistentemente, las tres políticas que tipificarán al Plan Económico Nacional:

  • la de los Ingresos de los factores de producción,
  • la Fiscal, correspondiente al Tesoro Nacional y,
  • la Monetaria, con su correlato financiero.

Las especificidades de cada una de ellas, fueron palmariamente explicitadas en “Hay Equipo… y hay Plan”, Parte I (BAE Negocios 28/03/2022), Parte II (BAE Negocios, 04/04/2022) y Parte III (BAE Negocios, 11/04/22).

Pero es necesario resaltar que el diseño teórico solo alcanza su esplendor cuando los “actores del hecho económico”: dirigentes sindicales y empresarios, lo asumen y hacen suyo

Por ello, oportunamente, en “la Productividad nuestra estrella polar” (BAE Negocios 9/05/21) se “puso en valor” un instrumento clave con fuertes antecedentes históricos: la convocatoria al “Segundo Congreso de la Productividad y el Bienestar Social” (9), como el ámbito adecuado para iniciar un camino que, recorrido en mancomunión, garantice el éxito de lo pergeñado.

Viene al caso recordar, y volver a implementar, lo que se enseñaba hace unas décadas: “el éxito se concibe, se prepara, se organiza, se realiza y se explota”.

El PEcoN se plasmará con esa correcta secuencia, aportando sustantivamente al arribo, en nuestra Patria, de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.

Lic. Guillermo Moreno,  Lic. Pablo Challú y Lic. Walter Romero

Agradecemos la colaboración de Marcos von Ifflinger      


1 –  Se conoce como Escuela Austriaca, al pensamiento económico, basado principalmente en el individualismo metodológico (que implica que los procesos colectivos parten de los procesos individuales) y en el subjetivismo (siendo su postulado más destacado: la teoría subjetiva del valor -los bienes y servicios “cuestan lo que valen”-). Descreen del concepto del “bien común” y de que el “todo es superior a la suma de las partes”. Sus recomendaciones para el “quehacer económico” (al rechazar la planificación) perturban todo aquello que se articule “sistémicamente”.

2 – La nueva administración chilena y la actual argentina son ejemplos de los ut supra señalado.

3 – En 2006, el entonces presidente George W. Bush, en su discurso del Estado de la Unión señaló: que por ser EEUU “adicto al petróleo”, el impulso de la “Advanced Energy Initiative” (Iniciativa de Energía Avanzada), es una necesidad vital. En este contexto y para reducir la dependencia energética de terceras potencias, no solo se debe incentivar el desarrollo de fuentes alternativas, sino la exploración y explotación del gas y petróleo off shore y shale.

4 – Esta “alianza objetiva” de Orden Uno, entrelaza intereses diferentes a los prevalentes durante la “hegemonía globalizadora”. Pretende preservar el precio de la energía fósil en niveles elevados, y se realiza entre países con economías no competitivas entre sí, que respetan la mutua aptitud de “disuasión nuclear”.

5 – Los otros resultan “centralmente inestables”: Medio Oriente y el Norte de África, pues atraviesan situaciones, endógenas y exógenas, que les impiden aumentar los volúmenes de producción y transformarse en abastecedores de largo plazo.

6- – Con la llegada de la Administración Trump, tal cual lo manifestamos en “Estamos a tiempo” (BAE Negocios, 29/12/2019), comienza la puesta en marcha del NOI, con: el retiro de EEUU del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, la paralización de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la renegociación del NAFTA y las Regulaciones del Comercio Exterior, entre otros aspectos.

7- El Acuerdo de Seguridad en cuestión contempla permitir el envío de buques y equipos de seguridad chinos a las Islas Salomón “acorde con sus propias necesidades y con el previo consentimiento, hacer visitas navales para realizar abastecimientos logísticos, escalas y transiciones”. El pacto también permitiría a policías armados chinos ayudar a mantener el “orden social” a solicitud de las autoridades isleñas, también pudiendo proteger “la seguridad del personal chino” y de “grandes proyectos de inversión”.

Ante esto, desde los EEUU se sostuvo que “si se toman medidas para establecer una presencia militar permanente de facto, capacidades de proyección de poder o una instalación militar, se generaría una alta conmoción en la región y la respuesta sería en consecuencia”.

Por su parte, el Primer Ministro de Australia sostuvo: “al trabajar junto con nuestros socios en Nueva Zelanda y, por supuesto, EEUU, comparto la misma línea roja que tiene Washington cuando se trata de estos temas. […] Esta es una preocupación compartida, no solo de Australia, se trata de Australia y los Gobiernos regionales, en particular lugares como Fiji y Papúa Nueva Guinea”

8 – Inserción Internacional Inteligente (3I): concepto desarrollado en “Consolidación del Nuevo Orden Internacional” Partes I y II (BAE Negocios 18 y 25/04/22).

9 – Hacia la década del ’50, del siglo pasado, el aparato productivo argentino observa una acelerada pérdida de competitividad respecto de la británica, francesa, italiana, e incluso alemana. Adicionalmente, una disminución de la producción agropecuaria afecta la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos. En este marco, el gobierno de entonces convocó en 1954, al Primer Congreso Nacional de la Productividad y el Bienestar Social que concluyó en el documento “Acuerdo Nacional de la Productividad” cuya implementación fue truncada debido al inmediato golpe de estado, en septiembre de 1955, e implementación del “Plan Prebisch”.

Exportaciones y producción: consolidación del Nuevo Orden Internacional -Parte II-

China, Corea, Brasil, América latina: la elección de los “países socios” adecuados, por su tamaño, ubicación geográfica y complementariedad económica, es un elemento clave en el derrotero a seguir.

Por Guillermo Moreno

Oportunamente, en “Consolidación … – Parte I” (BAE Negocios, 18/04/2022), se sostuvo que “…el diseño de la Política Exterior, debe considerar que hay momentos donde “lo agotado” no termina de extinguirse y “lo nuevo” aún no llega a imponerse. Conviven los elementos constitutivos de ambas etapas”.

Por lo tanto, la prudencia y el correcto discernimiento deben ser la “piedra angular” que guíe las decisiones que atañen a los poderes administradores de la Nación.

Evitar el “error” en el diagnóstico y la prognosis: es lo sustantivo.

Y, para lograrlo, es imprescindible comprender la génesis del proceso en cuestión.

En este sentido, el abaratamiento de la extracción del “Shale, Gas u Oil” (disminuyendo los precios de venta de los bienes manufacturados, a partir de la baja -por la incidencia de la energía- de los “costos primos”) determinó la Revolución Energética Norteamericana (1) y facilita la recuperación del: “made in USA”.

Tras ese objetivo, y en la búsqueda de mantener las ventajas competitivas (brindadas por la disminución del costo energético) en las compañías estadounidenses respecto a los dos “espacios económicos” que habían penetrado en su “zona de confort” – la Unión Europea (UE) y la República Popular China (RPC) –, es que se empieza a tejer (dada la comunión de intereses) una Alianza de Orden Uno (2) con el único proveedor confiable (3)  de sus competidores: la Federación Rusa (FR).

De esta forma, se “perfilan” nítidamente, al interior del Nuevo Orden Internacional (NOI), “los ganadores”: Estados Unidos y la Federación Rusa, y “los perdedores”: la Unión Europea  y la República Popular China.

En esta disputa entre “lo viejo y lo nuevo”, es que se inscribe:

  • el debate en el Reino Unido (RU) en derredor de su “salida”(Brexit) de la UE, a fin de recuperar los “grados de libertad” necesarios para diseñar una nueva política económica, y
  • la llegada de la Administración Trump, y sus “realidades conducentes”, que determina “de facto” el inicio del Nuevo Orden Internacional (NOI) (4).

Ahora bien, la “velocidad de avance y de consolidación” (de lo naciente sobre lo perimido), queestaba condicionada por el tiempo de reemplazo de las cadenas de suministros imperantes en la globalización, no era la adecuada para algunos sectores de la dirigencia de los EEUU.  Consideraron entonces, una “alternativa más rápida y eficaz”: el uso del “musculo militar”.

Así, con la “Administración Biden” (no es que “vuelve” lo “viejo”, toma impulso lo “nuevo”) irrumpe el “vector bélico”, con trágicas consecuencias para aquellos territorios que son epicentros de su entrada en operaciones.

En este marco, se debe bregar para la República Argentina, por una…

Inserción Internacional Inteligente: las 3I

La irrupción del NOI,modifica dramáticamente la producción y comercialización de los bienes y servicios, a escala global.

En el “Balance del Poder” Inter-Naciones, la disponibilidad y accesibilidad de los productos tangibles o intangibles, como así también mínimas tasas de desocupación, pobreza e indigencia, entre otros factores, hacen al “núcleo duro” de la “Densidad Nacional” (5).

De allí la importancia del concepto rector de “las 3I,como ordenador de las políticas que tipifiquen el Comercio Exterior de la República Argentina.

El instrumento adecuado, en pos del objetivo ut supra señalado, es la: Administración del Comercio Exterior (ACE).

En “Una sana…” (BAE Negocios, 24/01/2021), se la caracterizó como aquellas decisiones: eficaces, transparentes y consensuadas con las Cámaras Empresariales y los respectivos Sindicatos, que faciliten la planificación de la oferta productiva, cuidar el trabajo ad intra y generar el pertinente equilibrio en el Sector Externo.

La elección de los “países socios” adecuados, por su tamaño, ubicación geográfica y complementariedad económica, es un elemento clave en el derrotero a seguir.

Debemos priorizar las relaciones comerciales y financieras con:

  • ¿la República Popular China? o ¿con Corea del Sur, Vietnam, Taiwán y Camboya, entre otros espacios económicos de aquella región?,
  • ¿Brasil? o ¿con Hispanoamérica, desde el Río Bravo hasta el Polo Sur?,

entre otros ejemplos relevantes.

También se debe reflexionar, desde la defensa del Interés Nacional, si se mantendrán relaciones funcionales o de competencia con las dos potencias ganadoras del Nuevo Orden Internacional.

Estas cuestiones, y algunas otras, son merecedoras de un intenso debate comunitario, y de ninguna manera pueden ser abordadas y resueltas desde una mirada individual o sectorial.

Ahora bien, mientras se busca el consenso dirigencial, suceden cosas. Y los riesgos de errar en el discernimiento pueden ser inconmensurables.

Ante ellos surge una primera certeza…

El “Sub Continente”… es el “Hogar”

En “El nuevo -Nuevo Mundo-“ (BAE Negocios, 22/10/2018), analizamos que las transformaciones del orden internacional en ciernes, hacían cada vez más evidentes los límites del Mercosur.

Es que los obstáculos a la integración se deben (centralmente) a la ausencia de complementariedad entre las dos economías más importantes de la región; pues se trata de entramados productivos que compiten entre sí.

Por ello, sin importar de cual bien o servicio se trate, en general, las empresas brasileñas y las argentinas disputan los mismos clientes, incluso en sus mercados internos.

Se proponía en consecuencia que, de existir un “nuevo amanecer de la Patria”, nuestro mejor futuro estará en transitar (con todas las naciones hispanoparlantes de las américas), hacia un conjunto armónico de economías complementarias, que incluya, en una primera etapa, el antiguo “eje” Caracas-Bogotá-Lima-Buenos Aires, con potencial expansión hacia México D.F. (6).

Pero, en el mientras tanto,  la “2da Medianera (7)”, en el Mar de China, va tomando forma, con sus posibles impactos económicos “urbi et orbi”.

Por lo tanto, la posibilidad (junto a otras) de que la “Zona Núcleo de la Pampa Húmeda” tenga que rediseñar su Función de Producción (8), ante la hipótesis de pérdida de rentabilidad (e incluso entrar en quebranto) con sus actuales plantaciones, por exceso de oferta, se presenta con destacada probabilidad.

Ante ello, al igual que en la década del ’30 del siglo pasado, con el surgimiento de las Juntas Nacionales de Granos y de Carnes (9), solo el esfuerzo del conjunto de la comunidad permitirá “mantener en pie” las explotaciones.

En este marco, se propuso en “Retenciones y alquileres: La Pampa Húmeda y el pago de la deuda externa” (BAE Negocios, 13/02/2022) una Ley de Arrendamientos Rurales Compensada (10), que permitirá bajar los costos de explotación, a la vez que aumentan los Derechos de Exportación (manteniendo inalterable la rentabilidad del productor), desalineando a la baja el precio de los alimentos y generando los recursos necesarios para honrar los compromisos de la deuda.

“Hoy por vos, mañana por mi” reza un viejo dicho popular. Si el escenario internacional discurre hacia la hipótesis ut supra señalada, es obvio que el conjunto de la comunidad deberá asistir a la Zona Núcleo de la Pampa Húmeda, cuando sufra los perjuicios del contexto internacional.

En síntesis, solo la mancomunión de la dirigencia empresaria, sindical, social, política y religiosa, en la búsqueda de una Inserción Internacional Inteligente (3I), donde “el todo sea superior a la parte (11)”, sentará las bases de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.

Lic. Guillermo Moreno, Lic. Sergio Carbonetto y Lic. Walter Romero

Agradecemos la colaboración de Marcos von Ifflinger


1- En 2006, el entonces presidente George W. Bush, en su discurso del Estado de la Unión señaló: que por ser EEUU  “adicto al petróleo”, el impulso de la “Advanced Energy Initiative” (Iniciativa de Energía Avanzada), es una necesidad vital. En este contexto y para reducir la dependencia energética de terceras potencias, no solo se debe incentivar el desarrollo de fuentes alternativas, sino la exploración y explotación del gas y petróleo off shore y shale.

2- Esta “alianza objetiva” de Orden Uno, entrelaza intereses diferentes a los prevalentes durante la “hegemonía globalizadora”. Pretende preservar el precio de la energía fósil en niveles elevados, y se realiza entre países con economías no son competitivas entre sí, que respetan la mutua aptitud de “disuasión nuclear”.

3- Los otros resultan “centralmente inestables”: Medio Oriente y el Norte de África, pues atraviesan situaciones, endógenas y exógenas, que les impiden aumentar los volúmenes de producción y transformarse en abastecedores de largo plazo.

4- Con la llegada de la Administración Trump, tal cual lo manifestamos en “Estamos a tiempo” (BAE Negocios, 29/12/2019), comienza la puesta en marcha del NOI, con: el retiro de EEUU del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, la paralización de la Organización Mundial de Comercio (OMC), la renegociación del NAFTA y las Regulaciones del Comercio Exterior, entre otros aspectos.

 5- Densidad Nacional: conjunto de circunstancias que determinan la calidad de las respuestas de cada Nación a los desafíos y oportunidades que brinda el mundo. Concepto desarrollado por Aldo Ferrer.

 6- Mediante una “licencia literaria” se hace mención a las ciudades capitales en representación de los países que las contienen.

7-  Decíamos en “Consolidación…Parte I” (BAE Negocios, 18/04/2022), que: si consideramos los actuales acontecimientos mundiales (confrontación bélica Federación Rusa-Ucrania) como los preparatorios de la constitución de la “primer medianera” entre “bloques”; cuando se “debata” el “trazado” de la segunda “medianera”, incluso se podría, como elemento de presión y desestabilización al gobierno de la RPC, condicionar la provisión de alimentos por parte del resto del mundo, replicando el embargo cerealero que a principios de la década de los ’80 del siglo pasado, se le impuso a la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, con las pésimas consecuencias que traería aparejado para el entramado productivo argentino.

8- La Función de Producción es la relación existente entre los factoresproductivos(Tierra, Capital, Trabajo y Actividad Empresaria) utilizados y los Bienes y Servicios (tangibles o intangibles) obtenidos en un proceso, dada una cierta tecnología.  

9- La crisis del ’30 del siglo pasado, produjo una violenta disminución en el precio internacional de los productos primarios. Esto motivó a Federico Pinedo, Ministro del Gobierno de Agustín P. Justo, en 1932, a concebir la creación de las “Juntas Nacionales de Granos y Carnes”, que compraba el trigo, el maíz, el lino o la carne a precios establecidos por el Gobierno, para venderlos a los exportadores. Si las operaciones daban lugar a quebrantos (se vendía más barato de lo que se compraba), se cubrían con recursos del “Fondo de Cambios del Banco de la Nación”.

10-La compensación a los terratenientes, por la disminución en el costo de los alquileres (al aplicarse la Ley de Arrendamientos), estaría dada por un Bono del Tesoro Nacional, a Mediano y Largo Plazo, en Moneda Dura, con una Tasa de Retorno Internacional y Realizable en el Mercado.

11-“El todo es superior a la parte”: concepto recogido por Su Santidad Francisco en “Evangelii Gaudium”.

Consolidación del Nuevo Orden Internacional (Parte I)

En el diseño de la Política Exterior, se debe considerar que “hay momentos” en que lo agotado no termina de extinguirse y lo nuevo aún no llega a imponerse. Conviven los elementos constitutivos de ambas etapas.
Por lo tanto, la prudencia y el correcto discernimiento deben ser la “piedra angular” que guíe las decisiones que atañen a los poderes administradores de la Nación.
Evitar el “error” en el diagnóstico y la prognosis, es lo sustantivo.
Para ello, un “intenso debate” en la “arena pública”, garantizará la comprensión de todas las aristas que la cuestión demanda.
Bajo ese formato, comenzar por el abordaje de uno de los elementos fundantes, que generaron las condiciones iniciales “disparadoras” del proceso de cambio del actual contexto global, es central…

La Revolución Energética Nortemericana

Tal cual afirmábamos en “…América First” (BAE Negocios, 28/01/19), durante la presidencia de George W. Bush (1)(2001-2009), se alcanzó el desarrollo tecnológico que hizo posible el abaratamiento de los costos de extracción del “Shale, Gas u Oil”, facilitando la producción masiva de esos reservorios.
A partir de entonces, los Estados Unidos (EEUU), pudieron participar, también, como oferentes, en el mercado energético.

A su vez, aquel logro, dio lugar a una drástica disminución de los costos primos unitarios de los bienes manufactureros; otorgando a las compañías norteamericanas mayúsculas “ventajas competitivas” para enfrentar a las que habían penetrado en su “zona de confort”.
Bajo estas nuevas circunstancias, las empresas de la Unión Europea -UE- (fundamentalmente Alemania) y de la República Popular China (RPC), dejarían de ser, con el paso del tiempo, competidores de fuste, recuperando la supremacía el: “made in USA”.

Ello sería factible ya que, si para estos dos últimos “espacios económicos” (UE -RPC), hay un mismo “proveedor energético confiable”: la Federación Rusa (FR); y otros “centralmente inestables”: Medio Oriente y el Norte de África (que atraviesan situaciones, endógenas y exógenas, que les impiden aumentar los volúmenes de producción y transformarse en abastecedores de largo plazo), solo sería necesario “alinear los intereses” entre los “nuevos ganadores”: EEUU y la FR.

En “Otra cuota de la III Guerra Mundial” (2) (BAE Negocios, 19/01/20), se expresó con nitidez que: “hay un tácito interés compartido entre esos dos países, ya que desean que la UE y la RPC no se abastezcan de energía fósil, a un precio que les permita disminuir sus costos de producción, y volver a disputarle mercados al sector industrial norteamericano”.

Esta “alianza objetiva” de Orden Uno, que presenta economías que no son competitivas entre sí, y que respeta la mutua aptitud de “disuasión nuclear”, entrelaza intereses diferentes a los prevalentes durante la “hegemonía globalizadora”.
En esta incipiente disputa entre “lo viejo y lo nuevo”, es que se inscribe el debate al interior del Reino Unido (RU) en búsqueda de su “salida” de la UE, a fin de recuperar “grados de libertad” en el diseño de su política económica.

La llegada de la Administración Trump, tal cual lo manifestamos en “Estamos a tiempo” (BAE Negocios, 29/12/2019), comienza la puesta en marcha del Nuevo Orden Internacional (NOI), con: el retiro de EEUU del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (3), la renegociación del NAFTA (4), la paralización de la Organización Mundial de Comercio (5) (OMC) y las Regulaciones del Comercio Exterior (6), entre otros aspectos.
Pero todo ello, determinaba una “velocidad de avance y de consolidación” del NOI, que quizás no era la adecuada para algunos sectores de la dirigencia de los EEUU .
Ante este panorama: ¿por qué no “acelerar los tiempos”, utilizando el “músculo militar”?
Y entonces…

Llegaron los Demócratas… y el mundo se tensionó

La elección presidencial de los EEUU (03/11/2020), a pesar de estar inmersa en “polémicas de todo tipo” e innumerables planteos judiciales, que terminó con Joseph Biden en el salón oval, tuvo como eje discursivo, en lo económico, la continuidad del “conflicto central”: la disputa comercial con la República Popular China (RPC).

Con la Administración Biden, no es que “vuelve” lo viejo(la globalización), sino que toma impulso lo “nuevo”, con dramáticas consecuencias para aquellos territorios, o regiones geográficas, epicentros de la entrada en operaciones del “vector miliar”.
Aquella “máxima” de la política: “entre la sangre y el tiempo… siempre hay que elegir el tiempo”, es profusamente violentada en las actuales circunstancias.
Ahora bien, ¿cómo impacta en el Cono Sur de América, y especialmente en nuestra Patria, la actual coyuntura?

Oportunamente, en “Malvinas, el sector antártico y la economía: el regreso de los ingleses al escenario mundial” (BAE Negocios, 28/11/2021), mencionamos como el Reino Unido (RU) consolidaba el eje militar Islas de Ascensión – Malvinas, para insertarlo (desde la Commonwealth -con centralidad Australiana-), en un tratado de mutua defensa con Estados Unidos (EEUU) -el AUKUS-, que presenta, como única hipótesis de conflicto, la expansión financiera-comercial de la RPC más allá de su primaria zona geográfica de influencia.

El contexto ut supra señalado alcanzará máximo “estadío de ebullición” cuando se debata el “trazado” de la segunda “medianera”. Incluso se podría, como elemento de presión y desestabilización al gobierno de la RPC, condicionar la provisión de alimentos por parte del resto del mundo, replicando el embargo cerealero que a principios de la década de los ’80 del siglo pasado, se le impuso a la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, con las pésimas consecuencias que traería aparejado para el entramado productivo argentino.

En este marco, el diseño de los programas y proyectos tendientes a minimizar su impacto intrasectores, debe rápidamente consensuarse, ante la mínima posibilidad de que asistamos a un escenario como el descripto.
Así, la búsqueda de la Inserción Internacional Inteligente (3I) de la Argentina, es otra causa para que el conjunto de la dirigencia empresarial, sindical, religiosa, política y social se mancomune para sentar las bases de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.

* Lic. Guillermo Moreno, Lic. Sergio Carbonetto y Lic. Walter Romero
Agradecemos la colaboración de Marcos von Ifflinger


1- En 2006, el entonces presidente George W. Bush, en su discurso del Estado de la Unión señaló: que por ser EE.UU. “adicto al petróleo”, el impulso de la “Advanced Energy Initiative” (Iniciativa de Energía Avanzada), es una necesidad vital. En este contexto y para reducir la dependencia energética de terceras potencias, no solo se debe incentivar el desarrollo de fuentes alternativas, sino que la exploración y explotación del gas y petróleo off shore y shale.

2- “Tercera Guerra Mundial en Cuotas”: genial definición de S.S. Francisco, que describe, con precisión, la coyuntura.

3- Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés): Tratado de Libre Comercio firmado inicialmente por Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur y al cual, desde 2008, se sumaron Australia, Canadá, Estados Unidos, México, Japón, Malasia, Perú y Vietnam. Emblema de las Administraciones precedentes (a la de Trump, en EEUU) y de la Candidata demócrata Hilary Clinton.

4- El NAFTA (North American Free Trade Agreement), era un Tratado de Libre Comercio entre Canadá, México y Estados Unidos, el cual fuera reemplazado por el “Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá” (USMCA, por sus siglas en inglés) durante la Administración Trump, y que en su nueva versión encuentra, como cambio principal, un sustantivo incremento en los salarios de la industria automotriz mexicana, entre otros aspectos.

5- A raíz de un prolongado bloqueo de los Estados Unidos (utilizando su capacidad de veto para la designación de jueces), el 10 de diciembre de 2019 dejó de funcionar el tribunal de apelaciones de conflictos comerciales.

6- Incrementando los aranceles a la importación (especialmente a los productos provenientes de la Unión Europea y de la República Popular China), desató, lo que se conocería, a la postre, como otro capítulo de las “guerras comerciales” en el mundo.