Sobre la cuestión monetaria

El sistema financiero como parte integrante del aparato productivo, se ocupa de la creación y la circulación de:

  • el dinero primario (o de alta potencia) que es la moneda emitida por el imperio (Estado) utilizada para cancelar las obligaciones contraídas con un precio cierto, cuyo total se denomina Base Monetaria (BM), constituida por el circulante y los encajes del Sistema Financiero.
  • el dinero secundario (o fraccionario) generado a partir de los depósitos efectuados por las familias, las empresas y el sector público, descontados los encajes técnicos y legales, a través de la oferta del crédito a los agentes económicos. Ampliando la definición, se considera como Dinero Secundario a la “emisión” de circulante por parte los bancos comerciales utilizando el excedente de los requerimientos mínimos de liquidez que son volcados hacia los distintos libramientos comerciales. 

Un componente de la BM, el circulante, juntamente con los depósitos bancarios, determinan el quantum de la Oferta Monetaria (OM) (en sus diversas definiciones), que es administrada y regulada por el Poder Ejecutivo Nacional(PEN) mediante las siguientes instituciones:

  • la Casa de la Moneda, que posee el monopolio del diseño y la fabricación del dinero de curso legal y forzoso por cuestiones de seguridad o necesidad, los países pueden enviar a otras “Casas de la Moneda” sus requerimientos de impresión de billetes)
  • el Banco Central de la República Argentina (BCRA) que regula la cantidad de billetes y monedas en circulación, los encajes legales, las reservas de oro y divisas, la oferta de crédito y, determina a su vez, los tipos de redescuentos, las operaciones de mercado abierto y las alteraciones, si fuesen necesarias, del signo monetario y,
  • el Banco de la Nación Argentina (BNA) que,junto alos Bancos Subnacionales, aportan el 42% del total de la oferta de préstamos y detentan 46% de los depósitos. En base a datos del BCRA, incorporamos a la definición de Banca Pública a otros nacionales (el BICE) y a los Bancos Subnacionales: Formosa, Entre Ríos, San Juan, Santa Cruz, Santa Fe y Santiago del Estero.

Entonces, queda inequívocamente reflejado que la administración gubernamental tiene bajo sí, los principales mecanismos para definir las mejores políticas que la economía demanda para maximizar la producción y el trabajo.

Ni el Banco Central cumple, ni la Banca dignifica

Las funciones del BCRA estriban, primordialmente, en encauzar el ahorro de las personas humanas y jurídicas, hacia la inversión tanto para la producción de bienes y servicios como su distribución y comercialización, mediante las instituciones bancarias.

En este marco el Cuadro muestra, el volumen de ahorro y los requerimientos de créditos, diferenciados según su accionista controlante, entre banca pública, privada nacional y extranjera.

Cuadro

(M$)
Septiembre 2020

Depósitos 
Banca Pública2.991.99840,8%
Banca Privada Nacional2.232.73930,5%
Banca Privada Extranjera2.104.20428,7%
Préstamos 
Banca Pública1.212.43136,7%
Banca Privada Nacional1.044.01731,6%
Banca Privada Extranjera1.048.33431,7%

Fuente: Elaboración Propia con datos del BCRA

La relevancia de estas entidades públicas en el giro bancario ya sea en la captación de los depósitos como en la concesión de los préstamos, son lo suficientemente gravitante como para liderar el mercado.

Ahora bien, el desenvolvimiento empresarial necesita financiamiento:

  • endógeno o propio (capital aportado por los socios y/o utilidades no distribuidas) y,
  • exógeno o ajeno (préstamos bancarios, deudas con proveedores o capitalización bursátil).

Por ello, si las autoridades implementan una política crediticia de tasas de interés alineada con las internacionales,el sector productivo podrá acrecentar el capital físico (inversión), al tiempo que disminuirá el costo total de producción y su precio de comercialización.

En este estadío, los empresarios incrementarán su dotación de mano de obra, mermará el desempleo, aumentará la masa salarial y la demanda interna.

En este entorno, los trabajadores serán los principales beneficiarios ya que podrán expandir su capacidad de ahorro y patrimonial.

Contrario sensu, al presente, como afirmáramos en ”Hora de balance” (BAE Negocios, 13-12-2020), la Inversión Bruta Fija ni siquiera alcanza a reponer la amortización del capital utilizado en el período.

El motivo de ello, las inconsistencias macroeconómicas expresadas entre otras causas, por la:

  • distorsión múltiple del mercado cambiario. Las múltiples cotizaciones del dólar son, en orden alfabético: Cable (Contado con Liquidación), Exportador (Industria y Agrícola), Libre o Blue, Mayorista, MEP (Mercado Electrónico de Pagos), Minorista, Oficial, y Solidario (Minorista más Impuestos).
    ,
  • absorción de una cuantía cada vez mayor del ahorro nacional (vía  las Letras de Liquidez (Leliq), Letras del Tesoro de la Nación (Letes), Notas del Banco Central (Nobac), Bonos y Pases, entre otros instrumentos), para financiar el Déficit Fiscal Total (DFT, en perjuicio y desmedro del Sector Privadoe,
  • indeterminación a futuro del nivel de precios, que imposibilita la correcta administración y planificación de la actividad empresarial.

Este círculo vicioso atravesó los últimos años hasta el presente como una recidiva, y al estar agotado, debe dar paso a uno virtuoso.

Transmutemos el Sistema Financiero.

Para lograrlo, en principio, deberán mancomunarse tres voluntades: ahorristas, bancos comerciales y el sector productivo.

Asimismo, será fundamental que el Directorio del BCRA (intentando aprehender las especificidades de nuestra economía) esté integrado por representantes del mundo del trabajo, del ámbito empresarial y de las economías regionales, prohijando un definitivo cariz federal.

Consecuentemente, priorizará el otorgamiento de préstamos hacia las empresas que amplíen la base material de la Nación, con énfasis sobre aquellas cuyos bienes y servicios se destinen también a la exportación.

A su vez, con la acabada expresión del conjunto ut supra señalado, la novel orientación crediticia buscará impulsar préstamos hipotecarios de largo plazo (30 años) para la edificación y/o adquisición de viviendas .Esto incrementará el stock de viviendas y el patrimonio de las familias, pero sobre todo disminuirá el déficit habitacional de nuestra Patria. 

En tanto, el consumo de bienes (durables o no durables) de las familias será financiada mediante créditos específicos.

Así, ¡el Banco Central cumplirá y la Banca dignificará!:

Coadyuvando a conseguir los equilibrios macroeconómicos, a partir de la obtención de volúmenes crecientes de: inversión, producción, ingresos populares (sueldos, salarios, jubilaciones y pensiones) y consumo, en el marco de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.

* Lic. Guillermo Moreno, Lic. Leandro Cárcamo Manna y Dr. Gastón Bres publicado en BAE Negocios el 20-12-2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.